Información importante sobre Cookies:

Cerrar

Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar la visita a la página y elaborar informes de tendencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra

Política de cookies.
Ministerio de Industria, Comercio y TurismoSecretaría de Estado de Comercio
Buscador

Comercio

  1. Está en:
  2. COMERCIO
  3. Brexit
  4. FAQ

FAQ

  • ​Preguntas frecuentes sobre el ‘Brexit’

3. Acuerdo de retirada y declaración política revisados acordados el 17 de octubre de 2019.​

4. Contenido del Acuerdo de retirada.

5. Principales implicaciones del Brexit sin acuerdo para las empresas.​

6. Régimen arancelario del Reino Unido tras el Brexit sin acuerdo.

7. Formalidades aduaneras en caso de un Brexit sin acuerdo

8. Controles no aduaneros en caso de Brexit sin acuerdo

9. Operaciones en el ámbito CITES en caso de una salida sin acuerdo.

10. Operaciones en el ámbito del material de defensa y doble uso en caso de salida sin acuerdo.​

11. Operaciones realtivas a productos ecológicos en caso de salida sin acuerdo.​

12. Regímenes comerciales preferenciales y origen UE de los productos en caso de salida sin acuerdo.

13. Acuerdos comerciales de Reino Unido con terceros países y efectos en caso de salida  sin  acuerdo

14. Implicaciones en el ámbito de la propiedad intelectual en caso de salida sin acuerdo


RESPUESTAS

El procedimiento de salida de un Estado Miembro de la UE está regulado en el artículo 50 del Tratado de la UE. Según el párrafo 3 de dicho artículo, los Tratados de la UE dejarán de aplicarse al Reino Unido, lo que en la práctica significa su salida de la UE, a partir de la fecha de entrada en vigor del acuerdo de retirada o, en su defecto, a los dos años desde la notificación de Reino Unido al Consejo Europeo de su intención de retirarse. 

No obstante, el Consejo Europeo, por unanimidad y de acuerdo con Reino Unido, puede decidir prorrogar dicho plazo. 

Dado que la notificación del Reino Unido al Consejo Europeo se produjo el 29 de marzo de 2017, la salida efectiva del Reino Unido de la UE debía haberse producido a las 00:00h (CET) del 30 de marzo de 2019. A solicitud del Reino Unido, el Consejo Europeo ha concedido tres prórrogas, la última de ellas hasta el 31 de enero de 2020.

Por lo tanto, de no contarse con anterioridad con un acuerdo de retirada en vigor, la salida efectiva del Reino Unido de la UE se producirá automáticamente a las 00:00h (CET) del 1 de febrero de 2020.

Así mismo, según una Sentencia del Tribunal de Justicia de la UE (asunto C-621/18), un Estado miembro que, como el Reino Unido, haya notificado al Consejo Europeo su intención de retirarse de la Unión Europea, puede revocar unilateralmente esta notificación. 

Esta posibilidad existe mientras no haya entrado en vigor un acuerdo de retirada celebrado entre la Unión y el Estado miembro en cuestión o, a falta de tal acuerdo, mientras no haya expirado el plazo de dos años contado a partir de la notificación de la intención de retirarse de la Unión Europea, con sus eventuales prórrogas. La revocación debe decidirse a resultas de un proceso democrático que respete las normas constitucionales nacionales. Esta decisión, unívoca e incondicional, debe comunicarse por escrito al Consejo Europeo.​

Si se identifica su empresa en alguno de estos indicadores, deberá contar con un plan de contingencia:

    • Vende sus bienes a Reino Unido.
    • Compra sus bienes del Reino Unido
    • Sus proveedores de materias primas están en Reino Unido
    • Comercio electrónico. Vende o compra a través de plataformas ¿dónde se ubican?
    • Vende sus servicios usando pasaporte comunitario.
    • Cuenta con filiales o sucursales en Reino Unido.
    • Desplazamiento internacional de trabajadores.
    • Utiliza para financiarse los mercados de capitales internacionales.
    • Gestión de datos personales a nivel internacional.
    • Opera en sectores regulados: algunos residuos, productos químicos peligrosos, organismos modificados genéticamente, algunas especies amenazadas, bienes culturales, etc.

El 14 de noviembre de 2018, los negociadores de ambas partes alcanzaron un acuerdo sobre el texto del Acuerdo de Retirada y la Declaración Política sobre el marco de las relaciones futuras entre la Unión Europea y el Reino Unido. Concretamente, el Acuerdo de Retirada aporta seguridad jurídica en los temas en que la retirada del Reino Unido de la UE crea incertidumbre, a saber, los derechos de los ciudadanos, la liquidación financiera, un período de transición como mínimo hasta el final de 2020, la gobernanza y los Protocolos sobre Irlanda, Chipre y Gibraltar, así como varias otras cuestiones relacionadas con la separación.

Los textos acordados fueron refrendados por el Consejo Europeo el 25 de noviembre de 2018. Sin embargo, estos textos fueron rechazados por el Parlamento británico.

El 17 de octubre de 2019, los negociadores de la Comisión Europea y del Gobierno británico acordaron una serie de modificaciones tanto en el Protocolo sobre Irlanda del Norte como en la Declaración política para la futura relación asociada al mismo. Los textos revisados han sido refrendados por el Consejo de la Unión Europea el 21 de octubre de 2019, estando pendiente su ratificación por parte del Parlamento Británico y del Parlamento Europeo.

Todos los demás elementos del Acuerdo de Retirada se mantienen en cuanto al fondo, de conformidad con el acuerdo alcanzado el 14 de noviembre de 2018.

Acuerdo de Retirada revisado

En términos normativos, en Irlanda del Norte se aplicará un conjunto limitado de normas relacionadas con el mercado único de la UE a fin de evitar una frontera física: legislación sobre mercancías, normas sanitarias para los controles veterinarios («normas sanitarias y fitosanitarias»), normas sobre producción y comercialización agrícolas, IVA e impuestos especiales relacionados con las mercancías, y normas sobre ayudas estatales.

En términos aduaneros, el territorio aduanero único de la UE y el Reino Unido se ha eliminado del Protocolo sobre Irlanda e Irlanda del Norte, por lo que Irlanda del Norte seguiría formando parte del territorio aduanero de Reino Unido, aunque aplicará el código aduanero de la UE para los bienes que entren con destino el mercado interior de la UE. Con esto se consigue el objetivo de evitar una frontera aduanera en la isla de Irlanda, garantizando al mismo tiempo que Irlanda del Norte siga formando parte del territorio aduanero del Reino Unido. Este acuerdo mantiene la integridad del mercado único y de la unión aduanera de la UE y evita controles reglamentarios y aduaneros en la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte.

Por último, la UE y el Reino Unido han acordado crear un nuevo mecanismo de «consentimiento», que dará a los miembros de la Asamblea de Irlanda del Norte la última palabra sobre la aplicación a largo plazo de la legislación pertinente de la UE en Irlanda del Norte. La Comisión ha estado en estrecho contacto con el Gobierno irlandés sobre este punto.

Declaración Política revisada

El principal cambio en la Declaración Política se refiere a la futura relación económica entre la Unión y el Reino Unido, respecto a la cual el actual Gobierno del Reino Unido ha optado por un modelo basado en un acuerdo de libre comercio. La Declaración Política contempla un acuerdo de libre comercio ambicioso, con aranceles y contingentes nulos entre la UE y el Reino Unido. Afirma que unos compromisos sólidos en cuanto a la igualdad de condiciones deben garantizar una competencia abierta y leal. La naturaleza exacta de los compromisos será proporcional a la ambición de la futura relación y tendrá en cuenta la conexión económica y la proximidad geográfica del Reino Unido.

El Acuerdo de retirada establece los términos de la salida del Reino Unido de la UE. Garantiza que la retirada se realizará de manera ordenada y ofrece seguridad jurídica una vez que los Tratados y la legislación de la UE dejen de aplicarse al Reino Unido.

Los principales elementos que contiene el acuerdo son:

    • los derechos de los ciudadanos europeos residentes en Reino Unido y de los ciudadanos de Reino Unido residentes en la UE;
    • el balance de los compromisos presupuestarios de Reino Unido hasta 2020;
    • el mecanismo de resolución de disputas: primero a nivel político y después mediante arbitraje, teniendo al Tribunal de Justicia de la UE como intérprete de la normativa de la UE;
    • los protocolos para Irlanda e Irlanda del Norte, Gibraltar y Chipre,
    • y además una serie de otros temas puntuales.

El Acuerdo será de aplicación directa y el Tribunal de Justicia de la UE será el árbitro para asuntos relacionado​s con la legislación de la UE. 

El acuerdo establece un periodo transitorio hasta diciembre de 2020, prorrogable por uno o dos años adicionales, en el que todo continuará como hasta ahora, es decir, el acervo comunitario será de plena aplicación en el Reino Unido, incluyendo la política comercial de la UE.  De producirse una extensión, la decisión deberá tomarse antes del 1 de julio de 2020. Esta decisión será única.

Por lo tanto, durante el periodo transitorio, la situación en materia comercial seguirá igual que hasta ahora, si bien Reino Unido no estará representado en las instituciones ni agencias de la UE salvo que sea invitado especialmente en asuntos que puntualmente así se requiera, participando con voz pero sin voto.

Además, durante este periodo se negociará la Relación Futura sobre la base de lo acordado en la Declaración Política.


5. Principales implicaciones del Brexit sin acuerdo para las empresas.​

La salida de Reino Unido de la UE supone que Reino Unido pasará a tener la consideración de país tercero. Las principales implicaciones de esto desde el punto de vista de los intercambios comerciales son:

    • Habrá fronteras, y por tanto la necesidad de llevar a cabo formalidades y controles aduaneros y no-aduaneros, tanto en la UE como en Reino Unido, incluyendo eventualmente la obligación de contar con una autorización o certificado de autoridades competentes que requerirán un trámite adicional previo a la importación/exportación, así como la aplicación de aranceles.
    • El origen de las mercancías, se verá alterado en muchos casos ya que:
      • Los insumos de Reino Unido no se considerarán “contenido de la UE”: esto afecta a las exportaciones
      • Los insumos de Reino Unido se considerarán “no originarios”: esto afecta a las importaciones
    • Es importante que los operadores adecuen convenientemente sus INCOTERMS, prestando especial atención a las condiciones de entrega de mercancía y obligaciones de exportador e importador, dejando claro qué gasto asume cada cual.
    • Para ciertas mercancías, sujetas a un régimen especial, será necesario tramitar una licencia o permiso previo, antes de llevar a cabo la operación comercial. Este es el caso de material de doble uso, de organismos genéticamente modificados, o especímenes de especies protegidas (CITES). Para obtener estos permisos los operadores deberán dirigirse a la correspondiente autoridad/ministerio. Estos permisos deberán presentarse ante la aduana para poder realizar la operación.
    • Es de esperar que con el tiempo se produzca una gradual divergencia regulatoria lo cual podrá requerir adaptar los productos, etiquetas o realizar nuevas pruebas de verificación.
    • Ya no resultará de aplicación el principio de reconocimiento mutuo, por lo tanto ninguna parte permitirá la comercialización de un producto, por el hecho de que este cumpla con la legislación de Reino Unido o viceversa.
    • En caso de conflicto, las partes no tienen el derecho de acudir al Tribunal de Justicia de la UE.
    • Las empresas deberán conocer con anterioridad la legislación que aplique en la UE y Reino Unido, para adaptar su producto convenientemente, y someterle a las correspondientes pruebas de evaluación de conformidad que prevea cada reglamentación técnica.

6. Régimen arancelario del Reino Unido tras el Brexit sin acuerdo.

En relación con los aranceles que Reino Unido va a aplicar a sus importaciones en su territorio, incluidas las de la UE, el gobierno británico ha actualizado el 8 de octubre de 2019 el régimen arancelario temporal que aplicará a partir de la fecha de salida en caso de salida sin acuerdo.
    • Se trata de aranceles aplicables a cualquier importación, incluida la UE.
    • Se limitan los aranceles a una lista muy corta de productos, de 26 familias de productos. Para el resto, el arancel es 0%.
    • No se fijan aranceles para algunos productos relevantes para España (cítricos, vinos, calzado, etc.)
    • Se fijan aranceles para algunos productos significativos para España (plátanos, carne, pescado, automóviles, etc.)
    • El arancel es temporal, de duración un año.
    • Reino Unido no aplicará estos aranceles en la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte.

La lista detallada de productos se puede consultar aquí.


7. Formalidades aduaneras en caso de un Brexit sin acuerdo

 Se aconseja consultar las cartas de la Agencia Tributaria de octubre 2019 y diciembre 2018.

Para más información, consulte la página web de la Agencia Tributaria.​

8. Controles no aduaneros en caso de Brexit sin acuerdo

Se aconseja consultar la carta de la Agencia Tributaria de  17.10.2019 sobre los efectos del Brexit en los intercambios comerciales.

Una consecuencia inmediata del Brexit es la necesidad de llevar a cabo formalidades ante las respectivas aduanas. Además, según la naturaleza de la mercancía, será necesario que ésta sea sometida a controles no aduaneros, que permitan verificar el cumplimiento del producto con lo previsto en la legislación comunitaria. Estos controles no aduaneros son varios y distintos según el tipo de mercancía.

Para que se puedan realizar estos controles será necesario que los operadores tramiten sus solicitudes de inspección ante cada uno de los servicios de inspección actuantes, según tipo de producto. Sin esta inspección, la aduana no podrá despachar la mercancía que se exporte a Reino Unido o importe desde Reino Unido.

SECTOR AGROALIMENTARIO

Por lo que se refiere a productos del sector agroalimentario, deberán pasar controles sanitarios, fitosanitarios y de calidad comercial, según el producto de que se trate. Estos controles, en el caso de España, se solicitan telemáticamente a través de las siguientes plataformas informáticas:

    • Sanidad Animal: Sistema TRACES, afecta a la importación de animales vivos, subproductos animales, material genético de origen animal y productos destinados a la alimentación animal (piensos). Sistema CEXGAN, afecta a la exportación de animales vivos y productos de origen animal, incluyendo tanto los destinados a consumo humano (alimentos) como los no destinados a consumo humano (subproductos, material genético, piensos…).
    • Sanidad Exterior: Sistema TRACES, afecta a la importación desde Reino Unido de todo tipo de producto destinado a la alimentación humana, en particular pescado, carne, lácteos…Se controlan los aspectos sanitarios.
    • Sanidad Vegetal: Sistema CEXVEG , afecta a la importación y exportación de productos vegetales frescos (frutas, hortalizas, plantas…) Se controlan los aspectos fitosanitarios
    • Calidad Comercial: Servicio ESTACICE, afecta a la importación y exportación de varios productos (frutas, hortalizas, pescados, aceite de oliva…). Se controla la calidad comercial.
    • Productos ecológicos: Sistema TRACES y Servicio ESTACICE (pendiente de desarrollo): afecta a la importación de productos ecológicos desde Reino Unido. La gestión del Certificado de Producto Ecológico, se realiza a través de TRACES, y la solicitud de inspección, se dirige a la Red Territorial de Comercio.
    • Verificación de embalaje de madera (Norma ISPM15): control fitosanitario que se lleva a cabo sobre todo el embalaje (Palets de madera que deben ir tratados adecuadamente.

Todos estos controles se llevan a cabo por lo general sobre la base de una evaluación del riesgo y en determinados casos (no todos), estos controles pueden realizarse con carácter previo al despacho de la mercancía en los almacenes autorizados del operador, para evitar retrasos en la aduana. Este es el caso de los controles de calidad comercial que realiza los servicios de inspección de las Direcciones Territoriales y Provinciales de comercio, dependientes de la Secretaría de Estado de Comercio.

Además de los aspectos mencionados, se controlará todo lo relacionado con el etiquetado, donde es probable que surjan divergencias con el paso del tiempo. Los productos deberán adaptarse convenientemente.

Todos estos controles, cabe esperar que tendrán su equivalente en Reino Unido. Según la información publicada por Reino Unido:

    • Reino Unido está desarrollando un sistema análogo a TRACES
    • Plantas y productos que requieren “pasaporte fitosanitario” serán controlados a la importación por Reino Unido. Se requerirá notificación previa
    • Control fitosanitario y de calidad comercial de frutas y hortalizas: Sistema PEACH
    • Verificación de embalaje de madera (Norma ISPM15)

Es IMPORTANTE hacer notar que inicialmente, y hasta nueva decisión por parte de Reino Unido, los productos sujetos a control por las autoridades británicas serán sólo para un número reducido de productos:

    • Los envíos de frutas y hortalizas (excepto frutos de cítricos con pedúnculo y hojas, material de plantación y reproducción y maderas) desde la UE no necesitarán certificación fitosanitaria.
    • Los envíos desde la UE de alimentos de origen animal y piensos no requerirán control, salvo excepciones para productos de alto riesgo (https://www.food.gov.uk/business-guidance/imports-exports)
​​PRODUCTOS DESTINADOS AL CONSUMIDOR

En lo que respecta a trámites no aduaneros, determinados productos de consumo importados y destinados al consumidor han de ser sometidos a control de seguridad.

Con la salida de Reino Unido de la UE sin acuerdo, cualquier producto industrial destinado al consumidor será controlado en frontera. Por ello los operadores (importadores) deberán presentar su solicitud telemática de control a través de la plataforma de Servicio  ESTACICE al Servicio de inspección de las Direcciones Territoriales y Provinciales de Comercio. Todos estos controles se realizan sobre la base de una evaluación del riesgo y alternativamente pueden ser realizados en los almacenes de los operadores que hayan sido previamente autorizados.

En materia de control del marcado CE de productos industriales, son numerosos los productos dentro del ámbito de la legislación conocida como de Nuevo Enfoque la mayoría de los cuales llevan marcado CE, y cuya evaluación de conformidad puede requerir la intervención de un tercero, conocido como organismo notificado. Entre los productos con marcado CE podemos citar los juguetes, la maquinaria, equipos terminales de telecomunicación, equipos eléctricos, equipos de protección individual (cascos, chalecos de protección…).

La salida del Reino Unido sin acuerdo va a implicar que la evaluación de conformidad realizada por organismos notificados de Reino Unido deje de ser válida. Los productos que se importen desde Reino Unido deberán ser marcados de nuevo con los 4 dígitos de un organismo de evaluación de la UE 27. Los operadores pueden verificar qué organismos notificados están reconocidos por la UE en el sitio web NANDO http://ec.europa.eu/growth/tools-databases/nando/

Asimismo, los informes de ensayos emitidos por laboratorios acreditados por la entidad de acreditación británica, UKAS, mantendrá su reconocimiento internacional sólo en el ámbito privado. Sin embargo aquellos informes de ensayos que exija la legislación comunitaria, deberán ser realizados por laboratorios acreditados y reconocidos oficialmente por la UE.

​​9. Operaciones en el ámbito CITES en caso de salida sin acuerdo.​

En el caso de especímenes de especies incluidas en los Apéndices de CITES y en los Anexos del Reglamento (CE) 338/97, que hasta ahora se podían importar mediante certificados de uso comunitario o una simple factura, las empresas deberán solicitar permisos de importación y exportación y certificados de re-exportación para especímenes de especies incluidas en los Anexos A y B del Reglamento (CE) 338/97; Notificaciones de importación para especímenes de especies incluidas en los Anexos C y D del Reglamento (CE) 338/97, y un Documento de Inspección de Especies en Comercio (DIESAC), en todas las operaciones comerciales.

El permiso debe obtenerse con antelación a la operación comercial que se vaya a realizar, y se puede solicitar telemáticamente ante el Servicio de Inspección del SOIVRE de cualquiera de las Direcciones Territoriales y Provinciales de Comercio.

Una vez que la mercancía ha llegado físicamente y, previo al despacho aduanero, el operador debe presentar una solicitud de inspección en uno de los 12 Servicios de Inspección SOIVRE mediante el Documento de Inspección de Especies sujetas a control (DIESAC). La mercancía debe ir acompañada de los correspondientes permisos y certificados, tramitados con anterioridad.

Se puede encontrar información de todos los trámites en:  www.cites.es

10. Operaciones en el ámbito del material de defensa y doble uso en caso de salida sin acuerdo. 

Por lo que respecta a la tramitación de las operaciones entre los países de la UE y el Reino Unido, cabe indicar que los envíos pasarán a ser considerados exportaciones e importaciones en vez de transferencias y, por lo tanto requerirán autorización previa (licencia individual).

Seguirán siendo válidas, hasta la fecha de su validez, aquellas autorizaciones otorgadas en aplicación del artículo 2 del Real Decreto 679/2014, de 1 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento de control del comercio exterior de material de defensa, de otro material y de productos y tecnologías de doble uso, que tengan como país de destino o país de procedencia el Reino Unido. Las autorizaciones podrán revestir cualquiera de los tipos descritos en el artículo 20.

En exportaciones de doble uso existe la figura de la Autorización General de la UE en seis casos concretos para una serie de países aliados y no sensibles (productos del anexo 1, productos del Arreglo de Wassenaar, reparación y sustitución, exposición y feria, telecomunicaciones, productos químicos). Además, en la revisión actual del Reglamento comunitario de doble uso se ha aprobado una nueva autorización con el Reino Unido, la EU001, que entrará en vigor el mismo día que el Reino Unido deje de pertenecer a la UE.

Para más información, pulse aquí.  

 

Habrá que estar a lo establecido por la Orden ECC/1936/2014, de 16 de octubre, por la que se dictan normas de control e inspección en la importación de productos ecológicos procedentes de terceros países.

Cuestiones a tener en cuenta por el operador:

La entidad certificadora debe estar reconocida por la UE.

El importador tiene que:

o Registrarse en el sistema informático comunitario TRACES

o Comunicar cada importación

o Presentar físicamente una solicitud de control ante el Servicio de Inspección del SOIVRE antes del despacho.

Las empresas deben tener en cuenta que, a partir de la fecha de salida en caso de salida sin acuerdo, se considerarán "no originarios de la UE" los insumos (materias primas, componentes y productos intermedios) procedentes del Reino Unido. Esto es importante en el marco de los regímenes comerciales preferenciales que la UE tiene con terceros países en los que hay que probar el origen UE de las mercancías conforme a las normas contenidas en el Acuerdo preferencial. Es recomendable que el operador verifique si la mercancía continúa teniendo origen preferencial UE y se asegure que pueda probar dicho origen.
Reino Unido ha firmado y/o está en proceso de firmar acuerdos comerciales bilaterales de continuidad; esto es, acuerdos comerciales que replican la medida de lo posible en el mercado británico el acceso preferencial existente en el mercado comunitario. Estos acuerdos entrarán en vigor una vez que los acuerdos comerciales respectivos de la UE dejen de aplicarse para el Reino Unido con motivo de su salida de la Unión, en el momento en que las partes hayan terminado sus procedimientos internos y así lo decidan según lo establecido en los propios acuerdos.

Los acuerdos de continuidad firmados por Reino Unido con terceros países hasta la fecha se pueden consultar en el siguiente enlace.

14. Implicaciones en el ámbito de la propiedad intelectual en caso de salida sin acuerdo

Tanto las marcas de la Unión Europea como los diseños comunitarios que hubieran sido registrados en la Unión Europea antes del 31 de octubre de 2019 continuarán siendo válidos en el Reino Unido. Los titulares de estos derechos podrán transformar sus marcas y diseños registrados en la Unión Europea en marcas y diseños nacionales de Reino Unido con una carga administrativa mínima. En cuanto a las solicitudes de marcas de la Unión Europea y de diseños comunitarios presentadas antes del 31 de octubre de 2019, la IPO se compromete a respetar la fecha de presentación siempre que así se solicite en el plazo de nueve meses desde la fecha del Brexit, y se paguen las tasas correspondientes. Adicionalmente Reino Unido garantizará que todos los diseños comunitarios no registrados que existan en el momento en que el Reino Unido abandone la UE continúen siendo protegidos en Reino Unido durante el período restante de protección del derecho. No. Las nuevas marcas deberán solicitar también registro ante la IPO (Oficina de la Propiedad Intelectual de Reino Unido) y los procedimientos de oposición en Reino Unido vendrán determinados por la regulación británica.

La solicitud de intervención ante una Aduana de un Estado Miembro por vulneración de derechos de propiedad intelectual, ¿será reconocida por las autoridades británicas?


Sobre la legislación de observancia aduanera ante posibles vulneraciones de derechos, las solicitudes de intervención en un Estado Miembro serán válidas en el resto de Estados Miembros pero no en Reino Unido. Habrá que presentar en Reino Unido la correspondiente denuncia, amparada en la legislación británica.

¿Tengo que preocuparme por la validez en el Reino Unido de las patentes registradas a nivel europeo?


Los derechos de los titulares españoles de patentes europeas con efectos en el Reino Unido no se verán afectados por una salida del Reino Unido de la Unión Europea, independientemente de si dicha salida se lleva a cabo con o sin acuerdo. Reino Unido pertenece a la Convención Europea de Patentes en la que figuran otros países no UE y aunque Reino Unido abandone la UE, no abandona dicha Convención. Respecto a la nueva Patente Unitaria Europea pendiente de aprobación, aunque Reino Unido pudiera quedarse dentro, no tendría efectos para España, ya que España no ha ratificado la Patente Unitaria Europea.

¿Qué ocurrirá con los Certificados Complementarios de Protección en el caso de patentes farmacéuticas?


En materia de certificados complementarios de protección para productos farmacéuticos (CPP) en forma de extensión del derecho que les confiere la patente, Reino Unido ha traspuesto la legislación comunitaria y reconocerá los CPP de la UE existentes. La autorización que otorgue Reino Unido para colocar el producto en el mercado ya no tendrá valor como primera autorización otorgada dentro de la UE-27 a efectos de la legislación europea. Una autorización concedida por el Reino Unido antes de su fecha de salida se considerará como una primera autorización a efectos de la legislación UE

¿Qué ocurrirá con la protección de los derechos de autor en Reino Unido cuando abandone la UE sin acuerdo?

La mayor parte de los derechos de autor seguirán protegidos en Reino Unido como hasta ahora, ya que están amparados por acuerdos internacionales y por los principios del Acuerdo sobre aspectos de la Propiedad Intelectual (ADPIC) de la Organización Mundial del Comercio, por los que se establece el mismo trato que a cualquier empresa nacional de Reino Unido e igual trato que a otras empresas de terceros países no miembros de la UE. Pero los derechos de autor referidos a retransmisión (broadcasting), gestión colectiva de derechos sobre obras musicales o derechos sobre bases de datos, verán limitada su protección.

Tengo un producto con denominación de origen protegida en Reino Unido ¿qué va a pasar tras el Brexit sin Acuerdo?​

 
Si bien las Indicaciones geográficas de Reino Unido seguirán protegidas, las indicaciones de la UE perderán su estatus de reconocimiento en Reino Unido. Deberá por tanto procederse a registrarlas de nuevo en Reino Unido según el nuevo sistema a implantar. Quedará sometida al procedimiento de oposición que determine Reino Unido, bajo la legislación británica.

15. Implicaciones en el ámbito de compras públicas en caso de salida sin acuerdo​

  • Las licitaciones iniciadas con anterioridad a la retirada se regirán por las normas del Mercado Interior. 
  • Reino Unido ha negociado su adhesión al Acuerdo Plurilateral de Contratación Pública (GPA, según sus siglas en inglés) de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para poder garantizar su acceso al mercado de la UE-27 y de los países firmantes del acuerdo. Esta negociación ha sido necesaria para garantizar también el acceso de la UE-27 al mercado británico. El comité del GPA aprobó el 27 de febrero de 2019 la adhesión de Reino Unido como miembro de pleno derecho, pero la entrada en vigor de esta adhesión tendrá lugar no antes de 30 días desde que Reino Unido entregue a la OMC su instrumento de adhesión, una vez que deje de ser miembro de la UE, periodo necesario para trámites internos en Reino Unido.
  • Con el objetivo de que no se produzca ninguna discontinuidad en la cobertura del GPA durante ese periodo de tramitación, el Gobierno británico aprobó una enmienda introducida en la ley “The Public Procurement Amendment (EU Exit) Regulations” para garantizar los derechos adquiridos a las empresas europeas.

No dispondrán del recurso al Tribunal de Justicia de la Unión Europea, limitándose su protección a la ofrecida por los tribunales nacionales, al no haber en vigor un Acuerdo de Protección y Promoción Recíproca de Inversiones (APPRI) entre Reino Unido y España.
17. Implicaciones en el ámbito de las cualificaciones profesionales en caso de salida sin acuerdo
La Directiva europea 2005/36/EC se aplica solo a los ciudadanos europeos. Esto quiere decir que, una vez Reino Unido salga de la UE, los ciudadanos de la UE con estudios en Reino Unido deberán reconocer el título en el país de la UE donde estén ejerciendo y, tras este reconocimiento por un Estado Miembro, podrán ejercer en el resto de los países UE.
Sin embargo, los ciudadanos de Reino Unido con títulos de Reino Unido o de un Estado Miembro, deberán reconocer el título en cada país de la UE donde quieran ejercer.
Es muy importante recordar que aquellos ciudadanos europeos con cualificaciones profesionales obtenidas en Reino Unido reconozcan su titulación en un Estado miembro antes de la fecha de retirada.
Medidas de contingencia: Para que la salida no sea tan abrupta, España publicó el RDL 5/2019 con algunas medidas específicas. En materia de reconocimiento de cualificaciones:
  • Para los ciudadanos de la UE que estén realizando sus estudios en Reino Unido, da un plazo de 5 años para aplicar el reconocimiento automático, es decir, como se realiza ahora, siempre que los planes de estudio británicos no se aparten sustancialmente del marco común europeo. 
  • Para los ciudadanos de la UE que inicien sus estudios tras la salida del Reino Unido, se aplicará la misma legislación nacional específica que existe hoy día para reconocer una titulación de un tercer país.
  • Para los ciudadanos de Reino Unido, el RDL establece que, por el momento, se aplicará el reconocimiento automático para los ciudadanos británicos, siempre y cuando Reino Unido nos aplique reciprocidad. Eso sí, tendrán que reconocerlo en cada uno de los EEMM en los que quieran ejercer su profesión.
18. Implicaciones en el ámbito de la movilidad temporal de trabajadores (modo 4) en caso de salida sin acuerdo
En el marco de la Organización Mundial del Comercio (OMC), España solo contempla la movilidad de profesionales altamente cualificados, que quedarían recogidos en el Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (GATS por sus siglas en inglés). Esto implica una gran pérdida, o mayor dificultad, en la movilidad de profesionales altamente cualificados tanto para la UE como para Reino Unido. En este marco, las categorías que se ofrecen son:
  • Si la empresa tiene presencia comercial en el Reino Unido:
    • Traslados intraempresariales
      • Concesiones mutuas: para directivos y personal con conocimiento esencial de los profesionales vinculados a la empresa de servicios de origen. Deben cumplir una serie de condiciones (título universitario y llevar un año trabajando en la empresa). La empresa debe tener establecimiento en la otra Parte. El plazo de estancia es de 3 años. 
      • Los nacionales de Reino Unido se beneficiarán además de la entrada de esta categoría con la Directiva 2014/66/UE (permite la movilidad intra-UE durante 3 años y la entrada a los familiares del trasladado. En el caso de España, además la Ley 14/2013 permite trabajar al cónyuge).
  • Si la empresa no tiene presencia en el Reino Unido:
    • Representantes de un proveedor de servicios, para negociar la venta del servicio o establecer acuerdos de venta de servicios. El plazo de estancia es de 90 días.
    • Responsable del establecimiento de la presencia comercial de un proveedor de servicios. El plazo de estancia es de 90 días.
    • Contractual Services Supplier (proveedores de servicios contractuales), son los empleados de una empresa que ha obtenido un contrato para la prestación de un servicio (de 12 meses máximo) en la otra Parte y para poder ejecutarlo requiere trasladar personal. La empresa no tiene establecimiento en la otra Parte. El trasladado debe: tener título universitario y 3 años de experiencia en el sector, ser empleado de la empresa 1 año antes del traslado, no se desplazarán más personas que las necesarias para ejecutar el contrato. El plazo de estancia es de 3 meses en periodos de 12 meses.

19. Implicaciones para el transporte por carretera en caso de salida sin acuerdo
Las conexiones básicas están garantizadas hasta 31 julio 2020 (prórroga del Reglamento 2019/501), sujeto a reciprocidad, es decir, que Reino Unido adopte una disposición similar. Por lo tanto, en líneas generales, se permite el transporte de mercancías y viajeros, con las siguientes matizaciones:
a) Transporte de mercancías: 
  • En lo que respecta al cabotaje de mercancías, el Reglamento prevé medidas temporales de eliminación progresiva de la misma para los operadores de Reino Unido. Respecto a los certificados de competencia profesional de Reino Unido, el Reglamento prevé que en la realización de las operaciones permitidas tanto en transporte internacional de viajeros como de mercancías, los conductores deberán cumplir con los requisitos de formación inicial y continua, previstos por la Directiva 2003/59/EC. 
  • Respecto a aquellos conductores que hayan obtenido una tarjeta de cualificación de conductor (tarjeta CAP) emitida por Reino Unido que trabajan o planean trabajar para una empresa de la UE, deben solicitar al Estado de que se trate un cambio de la tarjeta CAP del Reino Unido por una tarjeta de la UE antes de la salida de Reino Unido.
b) Transporte de viajeros:
  • Para transportes regulares, se reconocerá la validez de las autorizaciones otorgadas antes de la fecha de retirada. Posteriormente a esta fecha, podrán prorrogarse o modificarse de conformidad con el Reglamento 1073/2009.
  • Los transportes discrecionales de viajeros en autobús no están contemplados en el Reglamento UE. Tras la salida se realizarían en el marco del Acuerdo Interbús.
Por su parte, Reino Unido será menos restrictivo que la UE. Ha aprobado actos legislativos en los que se permitirá que los transportistas de la UE sigan operando como hasta ahora en su país. Es decir, permitirán el cabotaje y reconocerán las licencias y las tarjetas CAP de la UE.
Puede encontrar más información en la página web del Ministerio de Fomento.
20. Implicaciones para el transporte aéreo de una salida sin acuerdo
La Comisión Europea ha elaborado el Reglamento 2019/502 para garantizar las conexiones aéreas básicas UE-RU. Este Reglamento establece un conjunto de medidas de carácter temporal, prorrogadas hasta el 24 de octubre de 2020. Están sujetas a que Reino Unido nos conceda reciprocidad. 
Tras esta fecha, las compañías aéreas del Reino Unido estarán obligadas a obtener una autorización de explotación en cada Estado miembro en el que deseen operar.
El tema más sensible sería el cabotaje en el marco de la UE, ya que tras el 24 de octubre de 2020, sólo compañías aéreas con propiedad y control de la UE tendrán derecho a realizar servicios aéreos intracomunitarios. 
Reino Unido ha anunciado que tiene previsto ser más ambicioso que la UE. Permitirá a aerolíneas de la UE operar hacia y desde Reino Unido. Para ello, deberán solicitar una licencia de explotación de la Autoridad Aérea Civil Británica (CAA).
Puede encontrar más información en la página web del Ministerio de Fomento​

En primer lugar, el cabotaje quedará reservado a buques de nacionalidad UE.

Respecto a las tripulaciones, en el caso del cabotaje insular, existe el requisito de nacionalidad UE para el capitán, primer oficial y el 50% del resto de la tripulación.

Finalmente, respecto a las titulaciones profesionales, las que se emiten por el Convenio Internacional sobre Normas de Formación, Titulación y Guardia para la Gente de Mar (STCW) no se ven afectadas y continuarán siendo válidas.

No obstante, para algunas titulaciones más específicas (oficiales puente, máquinas, radio y certificados de suficiencia buques tanque) será necesario el refrendo de la UE, y se necesita haber firmado un acuerdo bilateral de reconocimiento de titulaciones STCW. A día de hoy en España no existe un acuerdo de este tipo con Reino Unido.

Más información en Ministerio de Fomento.


Licencias de actividad: los operadores de telecomunicaciones establecidos en Reino Unido dejarán de beneficiarse del régimen de autorización para prestar servicios de telecomunicaciones en los 27 Estados miembros de la UE.
Por lo tanto, tras la salida, los Estados miembros podrán imponer requisitos de autorización adicionales a los proveedores establecidos en Reino Unido, y viceversa.

-     Tarifas de terminación de llamadas fijas y móviles entre operadores: (cantidad que carga un operador de telecomunicaciones a otro por utilizar su red para terminar una llamada) están reguladas. Con la salida del Reino Unido, los operadores podrán establecer sus propias tarifas de terminación.

-      Tarifas de roaming: Reino Unido pasará a ser un tercer país a efectos de las normas de la UE sobre roaming [Reglamento (UE) nº 531/2012]. Ello significará que los usuarios de telefonía móvil pueden dejar de beneficiarse de la obligación que ahora tienen sus proveedores de telefonía de no aplicarles recargo alguno por roaming (el llamado “Roaming like at home”). Dichos proveedores podrán decidir modificar voluntariamente sus tarifas o la aplicación de recargos.

Puede encontrar más información en la página web de la Secretaría de Estado para el Avance Digital.

​​-     Suministradores de servicios de la sociedad de la información:
Para la prestación de sus servicios, en la actualidad se aplica el “principio del país de origen” según el cual el suministrador de servicios de la sociedad de la información está sujeto a la ley del Estado miembro en el que está establecido, no a los marcos legales de los diferentes Estados en los que pueda prestar sus servicios.
En este caso, con el Brexit sin acuerdo los operadores deberán someterse explícitamente a las regulaciones y autorizaciones nacionales de cada estado miembro donde prestan servicios.

-  Firma electrónica: dado que dejarán de aplicarse los Reglamentos UE a Reino Unido, los proveedores de firma electrónica tendrán que obtener ex novo el reconocimiento de las autoridades de la UE.

-        Flujo de datos personales: mientras Reino Unido no obtenga una Decisión de Adecuación de su legislación por parte de la UE para llevar a cabo transferencias de datos personales, las Partes deberían utilizar algunos mecanismos alternativos disponibles, tales como las cláusulas contractuales, códigos de conducta y reglas corporativas. No obstante, esos mecanismos no son ni suficientes ni flexibles para la cantidad de flujos de datos actuales entre las Partes.

Puede obtener información adicional en la web de la Agencia española de protección de datos

24. Implicaciones para los servicios financieros en caso de salida sin acuerdo

Ø  Pasaporte comunitario:

En primer lugar, el efecto más importante será la pérdida del Pasaporte financiero comunitario para las sucursales de entidades financieras del Reino Unido. Es decir, dejarán de poder prestar servicios en toda la UE a partir de un Estado Miembro.

Para poder seguir operando, o bien dichas sucursales adaptan su estructura y se reconvierten en filiales (sometidas a la regulación prudencial de la UE), o bien deberán solicitar una autorización de funcionamiento en cada uno de los EEMM de la UE en los que quieran operar.

Ø  Licencias de operación en España:

El artículo 19 del RDL 5/2019 ha establecido un periodo transitorio de 9 meses para que las entidades de Reino Unido regularicen su situación, según consideren.  Es decir, solicitando la creación de una filial, autorización de sucursal, o en su caso llevando a cabo una terminación ordenada y una cesión de sus contratos a entidades debidamente autorizadas.

La autorización se solicitará al Banco de España, CNMV, y la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, en función de la entidad de que se trate.

Ø  Licencias para operar en Reino Unido:

Reino Unido se ha comprometido a Régimen de autorización temporal por 3 años, para que las entidades de UE adapten su estructura de grupo y obtengan las autorizaciones permanentes y reconocimiento de los reguladores británicos. 

Ø  Situación de los contratos de servicios financieros existentes:

Estos contratos seguirán vigentes, con independencia de que haya acuerdo o no, y las Partes seguirán sujetas a sus obligaciones.

No obstante, en caso de que tengan contratos con entidades de Reino Unido, es conveniente que se informen en sus entidades de referencia, si estas no se han puesto en contacto con ustedes, dado que dichas entidades de Reino Unido pueden llevar a cabo el traspaso de dichos contratos a entidades que sí puedan operar en el futuro en la UE, si ellos no van a hacerlo.

Para cualquier consulta al respecto, las entidades deben dirigirse al Banco de España, la CNMV o la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones.

Ø  Decisiones de Equivalencia de servicios financieros:

Finalmente, como parte de los planes de contingencia, en función del análisis de riesgos realizados, la UE ha aprobado dos Decisiones de Equivalencia temporal para las Entidades de Contrapartida Central y a los Depositarios Centrales de Valores. El marco de equivalencia no se aplicará a otros capítulos de la legislación financiera. 


25.Check list para las empresas 
¿Qué tienen que hacer las empresas?

-        Familiarizarse con los nuevos requisitos aduaneros y para-aduaneros.

-        Averiguar la necesidad de solicitar licencias o certificaciones, homologaciones, etc.

-        Valorar la necesidad de iniciar procedimientos de registro de propiedad intelectual, industrial y de marca.

-   Integrar en la matriz de costes de la empresa la previsión de los derivados de nuevas formalidades y requisitos que supondrán tiempo y cargas administrativas.

-        Considerar diferentes alternativas logísticas.

-         Revisar los contratos e implicaciones en caso de incumplimientos.

-   Las empresas que subcontraten la recolección, almacenamiento o tratamiento de datos personales a empresas británicas deben comprobar que su proveedor de dichos servicios aplica los mecanismos y salvaguardas necesarios.

La UE ha elaborado un documento a modo de checklist destinado a facilitar a los operadores comunitarios su preparación.

 

 

Para más información, puede consultar la página Web de La Moncloa “Preparados para el Brexit”.

 

 


​​​​​​​​​​​​​​​​​
​​
​​​​​​​​​​​

Gobierno de España . Ministerio de Industria, Comercio y Turismo

P. de la Castellana 162, C.P. 28046 Madrid